LA ARQUITECTURA IBICENCA

casapagesapPara entender la arquitectura ibicenca, debe saberse que el derecho foral que otorga a los hijos una parte de la propiedad de los padres, aún antes de que éstos mueran, ha convertido el paisaje de Ibiza en un mosaico de ‘tanques’ o recintos de pared de piedra.

Casi en cada parcela, hay una vivienda familiar tradicional, llamada es casament, o ses cases en plural aludiendo a las distintas piezas que la componen, adosadas una a una a la vivienda original según las necesidades de la familia.

La mayoría de las casas típicas ibicencas, el “palau pagès”,  presentan los mismos volúmenes cúbicos, el porxet (soportal rústico que ofrece buena sombra en verano), una chimenea corta y triangular, un horno, pozo… Todo encalado con un blanco luminoso y con un huerto, llamado es tancó, donde cultivan verduras, plantas aromáticas, palmeras…

El antiguo techo, casi horizontal, sólo con la imprescindible inclinación para que el agua de lluvia no se desperdicie y se recoja en sus cisternas, se montaba con capas de alga seca, de carbón desmenuzado y de arcilla impermeable, sobre vigas de pino o sabina.

Y tras los gruesos muros con ventanas muy pequeñas, el exceso de luz solar es matizado en un interior de sombras. Sant Llorenç de Balàfia puede ser el canon de esta arquitectura popular (podemos visitar sus Torres de Balafia) o el núcleo viejo de Santa Eulària d’es Riu; o en su vertiente unifamiliar y rural básica, tal vez lo son las casas de Sa Talaia en Sant Josep o Can Vicent Prats en las afueras de Sant Antoni.

Arquitectura con mayúsculas, copiada por los grandes maestros, admirada por Le Corbussier, Sert, Elías Torres y otros, y exportada por su estética funcional y por su elegante sobriedad; especialmente por su gran adaptación al medio con veranos calurosos, lluvias escasas en primavera e inviernos cálidos y húmedos.

Ibiza-Click.com

EL PORTAL DE CULTURA Y OCIO MÁS VISITADO DE IBIZA

Para entender la arquitectura ibicenca, debe saberse que el derecho foral que otorga a los hijos una parte de la propiedad de los padres, aún antes de que éstos mueran,…