PASEAR LA MASCOTA EN CONFINAMIENTO

En España hay más animales de compañía que menores de 14 años. Salir a la calle con la mascota es una excepción al confinamiento pero existen limitaciones cuyo incumplimiento puede salir muy caro, ya que si no se cumplen las normas las sanciones  van desde las más leves de 100 euros a las más elevadas que pueden alcanzar los 30.000.

Se puede, independientemente del trayecto, acudir a urgencias veterinarias o si precisa alimentos o vacunas. Es decir, que se puede salir al parque, al lado de casa, unos minutos, pero no aprovechar para hacer ‘running’ con él y si tenemos una zona habilitada cerca del domicilio, no vale de excusa estar a dos kilómetros de casa.

Pueden requerir su documentación y la de su mascota, así como verificar que, efectivamente es de su propiedad o de un familiar relacionado que no pueda hacerlo. El encargado de sacar a pasear a nuestras mascotas ha de ser una única persona y se valorará la prudencia del recorrido y su duración.

Todos los parques están cerrados, muchos de ellos con cintas y si decidimos quitar el precinto y entrar para pasear a nuestro perro, la Ley de Salud Pública recoge infracciones leves, de 100 euros y pueden llegar a los 600 en función de la gravedad.

La desobediencia a los agentes es un delito grave. En todo momento debemos seguir sus indicaciones, y si nos dicen que debemos volver a casa cuanto antes con nuestro perro, lo debemos hacer. El perro no debe olisquear a ninguna persona, ni a ningún perro. Si dejamos que se acerque a alguna persona, multa de 3.001 hasta 60.000 euros

El animal siempre debe ir atado. Las multas por llevarlo suelto llegan a los 300 euros (antes y ahora). La sanción se endurece mucho cuando la mascota sin correa es de alguna de las razas consideradas como «potencialmente peligrosas»: pit bull terrier, dogo argentino, rottweiler, american staffordshire terrier, staffordshire bull terrier, fila brasileiro, tosa inu y akita inu con sanciones  que van entre los 300 y los 3.000 euros, además, deberán ir con bozal.

A día de hoy, todo el mundo tiene claro que debe recoger los excrementos de sus perros con la típica bolsita y depositarla en contenedores especiales o en la basura, durante el estado de alarma aún es más necesario, incluso se debe llevar una botella con agua y detergente. El no hacerlo conlleva una multa que va desde los 300 a los 3.000 euros

 

Ibiza-Click.com

EL PORTAL DE CULTURA Y OCIO MÁS VISITADO DE IBIZA

En España hay más animales de compañía que menores de 14 años. Salir a la calle con la mascota es una excepción al confinamiento pero existen limitaciones cuyo incumplimiento puede…