CARACOLES IBICENCOS

caracolesEn Ibiza hay gran tradición de salir a buscar caracoles de tierra inmediatamente después de un buen chaparrón ya que estos animales dependen de un grado elevado de humedad para desarrollar su actividad. Este molusco gasterópodo provisto de una concha espiral es muy apreciado por la gastronomía isleña ya que gustan mucho guisados. Se dice que no han de comerse los meses que tienen erre y es muy importante limpiarlos bien antes de prepararlos y comerlos.

Muchas especies terrestres o de agua dulce, hibernan en su concha sellándose con el opérculo, que le sirve de protección para la hibernación y que es destruido en la primavera o cuando el entorno se hace más húmedo. Algunas especies se reúnen e hibernan en grupos mientras que otras se entierran antes de la hibernación.

En Ibiza y Formentera hay 48 especies de caracoles continentales —de agua dulce i terrestres—, de las cuales sólo una quincena son relativamente frecuentes.

La mayoría de estas 48 especies son de introducción reciente, una gran parte por el las personas y unas pocas por los pájaros. Entre ellas se puede encontrar los vellarencs  (Theba pisana), que en verano recubre los tallos de muchas plantas como estrategia para afrontar la sequía, ya que los caracoles terrestres, aunque hayan colonizado este medio, dependen de un grado elevado de humedad para poder desarrollar su actividad.

Un endemismo balear es Iberellus companyonii, que presenta cierta radiación evolutiva, con rasgos particulares en cada isla. Esta especie se ha extendido por todas las islas, e incluso ha sido introducida en algunos puntos de la costa catalana. Iberellus companyonii pytiusensis es una subespecie geográfica que sólo vive en algunas islas de ses Bledes  (a na Plana y a sa Gorra), muy pobres en vegetación y cubiertas de grandes piedras.

De les 48 especies de gasteròpodes, 5 son endemismos exclusivamente pitiusos: Pseudoamnicola gasulli, Vitrea gasulli, Oxychilus (Oxychilus) pityusanus, Trochoidea (Xerocrassa) ebusitana y Trochoidea (Xerocrassa) caroli.  La distribución actual del género Trochoidea está muy relacionada con la historia geológica de las Pitiusas: en los primeros islotes que se separaron del archipiélago, hace alrededor de 15.000 años (ses Bledes, es Vedrà, es Vedranell y ses Margalides) sólo se encuentra Trochoidea (Xerocrassa) ebusitana. La otra especie, Trochoidea (Xerocrassa) caroli, se formó más tarde; de hecho ya se había formado cuando se separaron Tagomago, s’Espartar y l’illa Murada.

 

Ibiza-Click.com

EL PORTAL DE CULTURA Y OCIO MÁS VISITADO DE IBIZA

En Ibiza hay gran tradición de salir a buscar caracoles de tierra inmediatamente después de un buen chaparrón ya que estos animales dependen de un grado elevado de humedad para…