ABRE EL IBIZA BOTÁNICO BIOTECNOLÓGICO

El Ibiza Botánico Biotecnológico ha abierto sus puertas al público. Situado a la salida de Sant Rafel, junto a Can Parentona y al borde de la autovía de Sant Antoni, este centro dispone de una decena de islas de vegetación, diferenciadas por hábitats: el  de dunas, el forestal, el de los estanques salineros, el rupícola y el de las zonas salobres o costeras.

Además, contiene elementos innovadores (y no solo para la isla de Ibiza), como los generadores de agua atmosférica (agua del cielo de Ibiza). Los generadores atmosféricos son equipos de producción de agua potable a partir del vapor de agua de la atmósfera. La tecnología de estos aparatos permite captar la humedad del ambiente para producir agua en cualquier parte del mundo utilizando únicamente una fuente de energía.

La condensación y precipitación del vapor de agua presente en la atmósfera es el fenómeno natural que da lugar a la lluvia, el rocío o la escarcha, gracias a los cambios y diferencias de temperatura entre las masas de aire y la superficie terrestre. La reproducción artificial de éste fenómeno natural constituye una innovación radical para el aprovechamiento de esta fuente ilimitada de agua fresca, que en combinación con fuentes renovables de energía, permite preservar de forma sostenible los recursos naturales del planeta.

 

Otro de los elementos tecnológicos es el piano vegetal.  Desarrollado por la empresa española Bioo, es el primer piano vegetal en el mundo capaz de producir luz y sonido a partir de la interacción entre el ser humano y el mundo vegetal. Emplea plantas vivas como antenas biológicas capaces de percibir cambios de frecuencia al entrar en contacto con otros cuerpos.

El cambio de frecuencia se traduce en un voltaje, que es conducido por las propias plantas al ser conductoras naturales de electricidad. El voltaje es transformado en sonido por el sistema y activa la entrada de la corriente de la red eléctrica en el circuito dando lugar a un espectáculo de luz y música activada por medio de la propia naturaleza.

Pero, sin duda, lo que más llama la atención es el impactante fotobiorreactor, un aparato de biotecnología de vanguardia creado por la empresa Algaenergy, compuesto por una veintena de tuberías transparentes que en total suman 200 metros, además de un depósito enorme (también transparente). Tiene una capacidad de 1.000 litros.

Recibe microalgas que constituyen la base de este experimento y que son capaces de absorber el CO2 (que consumen vorazmente) de la atmósfera (en este caso el generado por los vehículos que circulen por la autovía). Según sus cálculos cada 10 días, más o menos, cosecha unos 300 kilos de microalgas que sirven luego de abono y cada kilo de alga habrá absorbido dos de CO2 durante ese proceso.

En el Ibiza Botánico Biotecnológico no faltan elementos antiguos, como las tres viejas caseres d’abelles instaladas por el apicultor José Manuel Escobar, autor de un exhaustivo estudio sobre las colmenas de este tipo que fueron utilizadas hasta los años 70, ya abandonadas y ocultas y diseminadas en los bosques de las Pitiusas. Una de ellas es una copia de un original que contiene un nido cilíndrico de barro cocido; la segunda tiene un siglo de antigüedad y procede de Can Pilot (Sant Rafel); y la tercera, construida a partir de un tronco vacío de algarrobo, fue recuperada en 2011 de Cala Figuera. No contendrán abejas.

No hay que olvidar la función de jardín botánico, único en Ibiza, cuyo  objetivo es que unas 10.000 plantas de 120 especies de Ibiza y Formentera crezcan en la hectárea de terreno que ocupa el nuevo centro, que contiene solo variedades autóctonas de la vegetación pitiusa. De hecho, tres grandes islotes del Ibiza Botánico Biotecnológico están dedicados a la vegetación dunar, uno de los ecosistemas más dañados por el crecimiento turístico de las Pitiusas desde los años 50. Cada uno varía según su distancia al mar. Han recreado esos espacios con arena de cantera y han sembrado en ellos las semillas de especies autóctonas, algunas en peligro de extinción o desaparecidas ya en Ibiza y sólo presentes en Formentera, como el Otanthus maritimus (algodonosa marina), una especie dunar que, apreciada por sus propiedades medicinales, sufrió un exceso de recolecciones y prácticamente se llegó a extinguir localmente hasta que recientemente fue reintroducida en Formentera en operaciones de protección de dunas.

Sin duda, el Ibiza Botánico Biotecnológico es un centro que la isla necesitaba, no solo para el turismo, sino también para la población residente.

 

Precios:

  • ADULTOS           14,00 €
  • NIÑOS (7-12)       7,00 €
  • NIÑOS (0-6)      0

Los precios para residentes son:

  • ADULTOS          9,95 €
  • NIÑOS (7-12)    7,00 €
  • NIÑOS (0-6)      0

AUDIOGUIA: 1,5 € (ESPAÑOL, INGLÉS, FRANCÉS, ALEMÁN)

 

Consigue tu entrada en Ibiza-Tickets:

 

 

Ibiza-Tickets.com

CLICK & GO!

El Ibiza Botánico Biotecnológico ha abierto sus puertas al público. Situado a la salida de Sant Rafel, junto a Can Parentona y al borde de la autovía de Sant Antoni,…