DECRECIMIENTO, ORIGEN Y FUTURO

El decrecimiento es un movimiento social que reclama un retroceso de la actividad económica con el fin de alcanzar una sociedad más respetuosa con el medioambiente y con el ser humano. Para ello, exige una menor producción de bienes y servicios, una redistribución más equitativa de los recursos y una reconfiguración de los valores sociales dirigidos a la productividad. ¿Cómo ha surgido este concepto y cuál será su aplicación? Desde la sección de IbizaSferio trataremos de dar una respuesta a estas cuestiones.

Empecemos nuestra exposición en mayo de 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial. Para entonces, Europa había sufrido casi seis años de conflicto armado y se trataba de un continente derruido. El historiador Tony Judt da una muestra de ello al afirmar que durante las últimas dos semanas de combates, Berlín recibió el impacto de 40.000 toneladas de bombas y que el 75% de sus edificios quedaron inhabitables.

En este contexto, el crecimiento económico fue la respuesta más lógica para superar la catástrofe humanitaria que sufría el continente. De ahí la puesta en marcha del célebre Plan Marshall, que según el mismo experto, repartió a los países aliados de Estados Unidos unos 13.000 millones de dólares entre 1948 y 1952. Como consecuencia de iniciativas como esta, el economista francés Thomas Piketty sitúa la cifra de este crecimiento en el continente en un 4% anual promedio entre los años 1950 y 1970.

El cambio cultural de esta tendencia comenzó durante los años 60, cuando ya se había completado la reconstrucción. Según estas nuevas ideas, representadas por movimientos como el hippie, lo más deseable era una vida simple y alejada del consumismo de la postguerra.

En paralelo a ello, se extendieron las protestas juveniles contra el sistema social, político y económico en Alemania Occidental, Italia, Países Bajos y Francia. Este descontento alcanzó su punto máximo en el famoso ‘mayo francés’ de 1968, cuando los sindicatos obreros se unieron a las demandas estudiantiles de iniciar una nueva sociedad.

Este ambiente creó el medio para la llegada de nuevas ideas económicas a lo largo de la década de los 70. Entre ellas, surgió la teoría del decrecimiento. Como inicio a esta propuesta, el estudio del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) publicó en 1972 el informe Los límites del crecimiento, que plasmó sus puntos principales.

El primero de ellos es la concienciación de que el planeta tiene límites físicos que impiden un crecimiento económico infinito. Por tanto, la obra concluye que un mantenimiento de los modelos de expansión del sistema de mercado conllevarían un colapso general. Para remediarlo, el MIT propuso la transformación social explicada al principio del artículo.

Debido a estos razonamientos, el movimiento a favor del decrecimiento ha trascendido el ámbito puramente económico para acercarse a movimientos ecologistas durante las últimas décadas. No obstante, es reseñable el trabajo del economista francés Serge Latouche en la consolidación y la difusión de la teoría.

Entre tanto, la tendencia económica al crecimiento no varió después del final de las reparaciones de guerra y el lanzamiento de Los límites de crecimiento. Piketty señala que Europa aumentó su producción entre un 1,5% y un 2% anual en el periodo entre 1970 y 2010.

Sin embargo, la pandemia de covid-19 parece que ha causado un mayor deseo social de decrecimiento económico al margen de las protestas a favor de la conservación del medioambiente. Así, la conocida como ‘Gran Renuncia’ de Estados Unidos y Europa podría estar avanzando en ese mismo sentido, ya que millones de personas se jubilan, abandonan o se niegan a aceptar puestos de trabajo que consideran poco gratificantes.

Aún más sorprendente está siendo el movimiento tan ping o ‘acostarse boca arriba’, que ha despegado entre la población china como una manera de escapar a la rígida cultura nacional de trabajar duramente y formar una familia.

¿Puede ser que después del coronavirus la población mundial haya cambiado sus prioridades vitales y apueste por el decrecimiento como una manera de huir del hastío laboral? ¿O tal vez se trate de una actitud tan pasajera como la del ‘mayo francés’?

Bibliografía:

Judt, Tony (2005). Postguerra: una historia de Europa desde 1945. Ed. Taurus.

Núñez de Prado Clavell, Sara y Rodríguez Jiménez, José Luis (2017). Historia del tiempo presente. Ed. Universitas.

Piketty, Thomas (2013). El capital en el siglo XXI. Ed. Fondo de cultura económica.

Webgrafía:

bbc.com/mundo/noticias-internacional-60466125

cccb.org/es/participantes/ficha/serge-latouche/30021

economiasolidaria.org/recursos/biblioteca-los-pilares-del-decrecimiento-y-la-logica-del-caracol/

economiasolidaria.org/recursos/biblioteca-decrecimiento-vayamos-menos/

lanacion.com.ar/opinion/los-limites-del-crecimiento-nid13052022/

#decrecimiento

Por Miguel González

#IbzaSferio

¿Quieres conocer la agenda de cultura y ocio de Ibiza?

Click aquí

 

Ibiza-Click.com

EL PORTAL DE CULTURA Y OCIO MÁS VISITADO DE IBIZA

El decrecimiento es un movimiento social que reclama un retroceso de la actividad económica con el fin de alcanzar una sociedad más respetuosa con el medioambiente y con el ser…